Portada de “Happy!” #2

El 24 de octubre último se editó el segundo número de “Happy!”, el cual empieza exactamente donde terminó la primera entrega. Nick Sax se encuentra atrapado en un hospital controlado por la mafia y su único aliado es un unicornio azul que solo él puede ver y que, además, trata de reclutarlo para salvar a su amiga Hailey de un gran peligro. Todo transcurre muy rápido en las sangrientas diez primeras páginas, en las cuales vemos a Nick empuñar el bisturí con una eficiencia brutal.

Nick Sax protestando contra la mala atención en los hospitales

En la segunda mitad del cómic nos encontramos con un análisis algo más profundo de la violenta personalidad de Sax y sus motivaciones, así como un atisbo hacia su pasado, mediante estupendos diálogos con su infaltable dosis de humor negro. El trabajo de Darick Robertson encaja a la perfección con el demencial mundo del guionista de Glasgow, otorgándole un descarnado realismo que contrasta con lo bizarro que puede llegar a ser un unicornio de colores chillones rondando por casi todas las viñetas

Quién no quisiera un aliado así en el póquer

Hacia el final de esta segunda entrega nos volvemos a encontrar con el repugnante Papá Noel (portada de este número, además), aparentemente pederasta y sospechosamente parecido a Alan Moore, con quien Morrison está peleado hace mucho y cuya escalada de dimes y diretes parece no tener fin. En fin, esta rencilla de orgullosos británicos puede ser tema de otro post (o de varios), por lo que no corresponde tratarla aquí.

¿Papá Noel de Northampton?

Si todavía no han leído “Happy!”, recomiendo encarecidamente que lo hagan. Particularmente, me encantó el cambio de ritmo de este número, con acción desmedida al inicio e inteligentes diálogos hacia el final. El escocés loco está haciendo una serie muy interesante, una historia para adultos relatada a la manera de un cuento de hadas. Queda la interrogante de cómo Morrison cerrará la serie, ya que solo quedan dos entregas por publicarse y parece que todavía hay mucho por contar. Veremos qué sorpresas nos depara el tercer número.

8 Respuestas a ““Happy!” #2: Rumbo a una inquietante Navidad”
  1. He estado pendiente de los ”dimes y diretes” entre Moore y Morrison desde hace ya buen tiempo, y la verdad es que los argumentos del pelao’ son recontra endebles en comparación a los contundentes argumentos del pelucón (recordemos además que otro genio de la prosa y el cómic británico, Michael Moorcock ha manifestado también que Morrison suele desarrollar ideas muy parecidas a las suyas). Ahora lo último que está diciendo Morrison, es que él era mago antes que Moore… jajaja, ya pues…

    Además con viñetas como éstas (se nota que se utilizado algún tipo de fotoreferencia de Alan Moore para darle un rostro a este Papa Noel pedófilo, basta con fijarse en la frente o en el pelo, la raya al medio, etc.) para darse cuenta de quién es el que está obsesionado con quién.

  2. Pfffffffffff… realmente recomiendas ”encarecidamente” que alguien lea este cómic??? acabo de leer el segundo número y todo ese rollo de Hartigan con el estúpido caballito azul rogándole a cada rato (ya cae espero no?) que lo ayude, terminó de aburrirme por completo. PASO DE ESTA MALA MIERDA DE HAPPY y remato mis ejemplares al mejor postor.

  3. [...] para la Navidad, este nuevo capítulo es más introspectivo y menos vertiginoso que el primero y el segundo, pero cuenta con una inesperada y prometedora revelación final que genera (al menos en mi caso) [...]

  4.  
Deja una Respuesta

Debes estar identificado para dejar un comentario. Identifícate »